El músico del mes: Lionel Hampton

Un mes de abril de hace más de 110 años (no hay consenso en este hecho) nació el músico al que dedicamos la entrada de músico del mes en nuestro blog, el gran Lionel Hampton, instrumentista excepcional, cantante, director de orquesta y principal difusor del vibráfono como instrumento de jazz. Desde que empecé en todo este mundo, siempre me llamó la atención su figura, sobre todo por el hecho de tocar el vibráfono, un instrumento nada convencional, pero hay mucho más allá de ese instrumento. Se trata de una de las figuras más importantes y longevas de la historia del jazz y a continuación os cuento algunas anécdotas de su larga e interesante trayectoria.

Inicios

Una de las primeras curiosidades relacionadas con Lionel Hampton, es que no hay registro de la fecha cierta de su nacimiento, un 20 de abril de 1908 o 1909. Aunque si que se sabe que nació en Kentucky. Al poco tiempo se mudo junto a su abuela Louvenia Morgan, a Wisconsin, donde tuvo su primer contacto con la música, como muchos otros músicos, en la iglesia. Su abuela, evangelista muy devota le llevaba a la iglesia todos los días de la semana y cuatro veces los domingos. Allí le pico el gusanillo. “La iglesia tenía un grupo extraordinario –recordaba Hampton en una entrevista–.  Trombones, saxofones, guitarras. Y una mujer que tocaba el bombo.  De verdad lo hacía muy bien. Una vez dejó caer la baqueta, casi en un trance. Yo la tomé y empecé a darle al bombo sin perder un solo compás”.  Entonces decidió que quería ser baterista.

Lionel Hampton

Posteriormente se trasladó a Chicago con su abuela y su tío. Como anécdota de aquella época, se comenta que su tío, que trabajaba produciendo ginebra y whiskey ilegal en colaboración con Al Capone, fue uno de sus grandes valedores en sus inicios, comprándole su primera batería y llevándole a fiestas para escuchar a Bix Beiderbecke y Bessie Smith, entre otros.

Vibráfono – Louis Armstrong

Siendo adolescente se traslado a la costa oeste donde empezó a trabajar en diferentes orquestas. Con una de ellas, Les Hite’s Band, se produciría uno de los hechos más determinantes de su carrera.

Fue en 1930, la orquesta había sido contratada para acompañar a Louis Armstrong en una serie de grabaciones. Una vez en el estudio de la NBC de Los Angeles, Satchmo (apodo con el que se conociía a Louis Armstrong) descubrió un curioso instrumento que se encontraba en una esquina del estudio. Se trataba de un vibráfono, un instrumento con el que hasta entonces nadie podía imaginar que se podía tocar jazz, y Satchmo preguntó a los jóvenes músicos si alguno se atrevía a tocarlo. Tal y como cuenta la historia, Lionel Hampton, que no lo había tocado nunca, levantó la mano, cogió los mazos y empezó a tocar el tema Chinese Chopped Suey. Louis Armstrong lo escucho y dijo: “Oye eso suena genial!!! Hay que grabarlo!!!” Y eso hicieron, introdujeron el vibráfono en la grabación y Memories of you fue la primera grabación de un vibráfono en un tema jazz.

Lionel Hampton – Memories Of You

Ese fue uno de los momentos en mayúsculas de la historia del jazz y de Lionel Hampton, puesto que encontró el instrumento que le acompañaría durante una de las carreras más longevas de la historia del jazz. 

Benny Goodman quartet

En poco tiempo Lionel Hampton se fue haciendo un nombre al incorporar un nuevo instrumento al lenguaje jazzístico. Este hecho no pasó desapercibido para muchos otros grandes músicos. En el verano de 1936, el recientemente proclamado “Rey del Swing” por la prensa norteamericana, el clarinetista y director de orquesta Benny Goodman, después de escuchar que Lionel Hampton estaba haciendo grandes cosas, decidió presenciar una actuación suya en un local de Los Angeles. Fue tanto lo que le gustó que, tras una de las pausas del programa, sacó su clarinete y se unió al grupo. Varias noches después, volvió a presentarse en el local, esta vez acompañado de su trio, el baterista Gene Krupa y el pianista Teddy Wilson, esa noche nació el Benny Goodman Quartet, una de las formaciones históricas más importantes, tanto por la parte musical como por ser una de las primeras formaciones integradas racialmente.

Benny Goodma Quartet

En unos meses ya estaban de gira por todo Estados Unidos y se escuchaban en todas las emisoras del país. Aquella época fue la que según los entendidos consiguió sacar su mayor calidad musical, sacanddo un extraordinario oído para la improvisación y un estilo exuberante como solista.

Permaneció con Goodman cuatro años (1936-1940) en los que destacan temas como Moonglow y Dinah o el mítico concierto en 1938 en el Carnegie Hall, considerado por muchos como uno de los mejores discos grabados en directo de todos los tiempos.

Flying Home

Siempre que hablamos de Lionel Hampton lo primero que me viene a la cabeza es Flying Home, su tema más conocido. La historia detrás de la composición de este tema quizás no lo sea tanto.

Al parecer, esta canción se desarrolló mientras Lionel Hampton estaba en la banda de Benny Goodman. En 1939 se requirió que la banda viajara desde Los Ángeles (costa oeste) a Atlantic City (costa este) para un concierto. Se trataba de la primera vez que Hampton iba a volar, algo que no le hacía mucha gracia. Comenzó a silbar una melodía mientras esperaba el taxi para ir al aeropuerto. Goodman le preguntó qué era esa melodía, y Hampton dijo: “No lo sé. Podemos llamarlo ‘Flying Home’, supongo”. Hampton más tarde confesó que la melodía era una manera de mantener su mente distraída del inminente vuelo. Durante el vuelo le fueron dando forma y tocaron la melodía por primera vez esa misma noche.

Más tarde ese mismo año, Goodman grabó la primera versión de la canción en formato sexteto, con un memorable solo del guitarrista pionero Charlie Christian. A Hampton le gustó tanto la canción que se convirtió en su himno una vez dejó la formación de Benny Goodman.

Lionel Hampton – Flying Home

Dinah Washington

Despúes de su experiencia con Benny Goodman, Lionel era ya una estrella y decidió montar su propia orquesta. En 1943 la Lionel Hampton Orchestra era una realidad. Una de las habilidades de Lionel era la de descubrir talentos jóvenes que le acompañaban en su orquesta. La lista de músicos que descubrió es extensa, entre los que se pueden contar estrellas como Quincy Jones, Wes Montgomery, Fats Navarro, Nat King Cole, Illinois Jacquet, Charlie Parker, Charles Mingus, Betty Carter, Dexter Gordon o Dinah Washington.

Dinah Washington junto a Lionel Hampton

Es curiosa la historia que tiene con esta última. Lionel Hampton tenía un concierto en el Teatro Regal de Chicago y oyó que una chica que trabajaba en el guardarropía del teatro tenía una voz prodigiosa. Ese mismo día tras escucharla le pidió que subiera al escenario con él y tuvo un éxito arrollador. Inmediatamente después la contrató, con la condición de que se cambiara el nombre. “Ruth Jones no me gustaba nada, así que la bauticé bajo un enorme cielo azul como Dinah Washington”.

Politica y religión

A pesar de su fama y sus multitudinarios compromisos, Hampton siguió asistiendo a la iglesia y estudiando la Biblia. Requerido por Chief Rabbi, el gran Rabino de Israel y, según sus propias palabras, “azuzado por la inspiración del Señor”, compuso una suite orquestal denominada El rey David. Fue su apertura a otras culturas musicales y una idea que trajo consigo otras muchas, ya que a mediados de la década de los cincuenta, después de haberse dado a conocer a la comunidad israelí, decidió llevar el jazz a países en los que este género era considerado poco menos que un exotismo occidental: Japón, Australia, Oriente Medio, etc.

A partir de los sesenta, comenzó a interesarse en la política y se afilió al partido republicano, en cuyas campañas electorales no dejó de participar mientras su salud se lo permitió. Aunque uno de los mayores motivos de orgullo de su carrera fue el concierto que realizó en 1978 en la Casa Blanca para el presidente Jimmy Carter (demócrata). Fue un suceso histórico tanto a nivel musical como social puesto que por aquel entonces no era muy habitual la presencia de afroamericanos (a parte de la servidumbre) en la Casa Blanca.

Últimos años

Entre 1960 y final del siglo XX la Lionel Hampton Orchestra se mantuvo unida, visitando los festivales y clubes de jazz más importantes del mundo y siendo siempre garantía de éxito y de swing.

Quizás uno de los hechos más importantes de sus últimos años fue la creación de Lionel Hampton School of Music de Idaho en 1987, convirtiéndose en la primera escuela universitaria que recibía el nombre de un instrumentista de Jazz.

A finales de los 90, Lionel Hampton, con más de 80 años, seguía dando más de 200 conciertos al año tanto dentro como fuera de Estados Unidos y tuvo el honor de convertirse en la Big Band que más tiempo permaneció en activo de toda la historia del Jazz.

Pese a ser una leyenda del Jazz siempre se mantuvo fiel a su estilo mainstream y muy modesto frente a sus logros: “Nací con la afición a la música –afirmó en una entrevista–.  Solía levantarme por la mañana a golpear las ollas y sartenes. De baquetas usaba los travesaños de las sillas. Siempre sentí el ritmo por dentro. Y eso no ha cambiado hasta la fecha”.

Lionel Hampton

Finalmente, un 31 de agosto de 2002, un ataque al corazón acabaría con sus mas de 7 décadas sobre los escenarios y nos dejaría para el recuerdo a uno de los músicos más grandes de la historia de swing.

A continuación os dejo una playlist donde podéis disfrutar de su música:

Si queréis saber más de su vida y trayectoria musical podéis visitar los siguientes enlaces:

Biografia de Lionel Hampton (biografiasyvidas.com)

Lionel Hampton | Biography & History | AllMusic

«Flying Home» by the Benny Goodman Sextet from A History Of Rock Music in Five Hundred Songs on RadioPublic

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *