Una experiencia diferente

Este fin de semana hemos tenido la oportunidad de dar una clase abierta en la Casa de la Juventud de Estella con estos chicos y chicas tan majos. Fue una experiencia diferente, acostumbrados a las clases con un público adulto, al principio fue un poco difícil centrar la atención y conseguir que perdieran la vergüenza, pero la verdad es que salimos contentísimos de nuestra primera experiencia con chicos y chicas tan jóvenes, y los resultados fueron mejor de lo que esperábamos.

Pronto nos dimos cuenta que a esa edad, lo de bailar agarrado como que no se lleva y no llevan bien el contacto, pero tuvieron la suficiente paciencia para darse cuenta que el lindy hop es un baile súper divertido. Básicos de 8 tiempos, skip-ups, big kicks y hasta una mini jam para acabar la clase. Vaya super figuras tenemos para el futuro!!

Nosotros también disfrutamos como niños, nos llevamos varias anécdotas graciosas y sobre todo la buena energía que nos transmitieron en todo momento. Lo dicho una experiencia diferente pero muy gratificante.

Hasta la próxima!! Let’s swing!!

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *